Body Eart, Día 7: Abrazando el Misterio

Si vamos a animarnos a nosotros mismos y a otros a sentir profundamente en relación a la gente y al lugar, necesitamos formas practicadas para la expresión creativa – para evitar la depresión, la represión y la agresión. ¿Cómo afrontamos el reto y cultivamos la creatividad en nuestras vidas y trabajo?

Ve o imagina una puerta. Mientras caminas hacia el umbral, percibe como te aproximas, el pasar a través de él y las secuelas:

Comienza caminando: Eres simplemente un ser humano caminando. Camina tu propio caminar.

-¿Cuál es el umbral entre caminar y moverse? ¿Dónde en tu cuerpo aterriza la palabra “movimiento”? Sé valiente. Eres un ser humano, moviente. ¿Cambia esta palabra tus opciones?

-¿Cuál Es el umbral entre moverse y danzar? Cualquier estilo, tradición cultural o movimiento personal está incluido. Tu cuerpo sabe acerca de danzar; es tu derecho de nacimiento.

-¿Cuál es el umbral entre la danza y la danza estridente? Explora todo lo que eso signifique para ti.

-¿Cuál Es el umbral entre la danza estridente y performática? Podrías estar dando una charla frente a un grupo, enfrascado en una conversación desafiante, o estrenando una nueva danza frente de cientos de personas. ¿Cuál es tu experiencia corporeizada de la performance?

-¿Cuál es el umbral entre la performance y la meditación? Busca un punto intermedio. Ahora estás meditando mientras te mueves, todo el cuerpo moviéndose.

-¿Cuál Es el umbral entre la meditación y el caminar?

Explorando esa secuencia de nuevo, sigue caminando a través del espacio. Cultiva la brecha entre saber y no saber, el eco tono de incertidumbre que permite una respuesta creativa:

-¿Cuál Es el umbral entre caminar y moverse? -Entre estar en movimiento y danzando?

-Entre danzar y danzar estridentemente?

-Danzar estridentemente y la performance?

-Entre la performance y la meditación?

-Meditar y ser?

-Danza tu propia danza. Explora cualquier umbral que capture tu

imaginación. Los umbrales nos regresan en un circulo completo al proceso de llegada – practicando la presencia.

A veces no tenemos las palabras, pero sabemos por experiencia que las cualidades evocadoras de la música y la danza nos enlazan a esferas más grandes, como el bosque de algas gigantes ondulando silenciosamente apenas debajo de la superficie del Océano.

Los humanos no creamos movimiento, nosotros participamos de un universo moviente.

La gente también es naturaleza, no separada sin lo mismo.

 

Vídeo: Día Siete, Abrazando el Misterio

Traducción original en Español por Miguel Castillo (Venezuela); traducción actualizada por Mario Blanco (España).

 

Advertisements

Body Eart, Día 6: Equilibrio del Sistema Nervioso

El sistema nervioso orquesta nuestras acciones y reacciones. ¿Cómo nos hacemos amigos con nuestro sistema nervioso?

Sistema Nervioso Central

Comienza de pie:

-Deja que tu cuerpo caiga a través del espacio. Muévete más rápido de lo que puedes pensar. Estás estimulando los reflejos de la médula espinal. Coordinados bajo el nivel consciente, ellos te dejan caminar por la ciudad sin mirar fijamente a tus pies. Cambie la dirección; sorpréndete a ti mismo. Sigue así por algún tiempo. Los reflejos espinales evolucionaron con los peces-confía en tu cuerpo.

-Continúe moviéndote y añade la respiración profunda completa. Esto involucra el tronco encefálico, que alberga el centro de la respiración rítmica. Relaja tu mandíbula; deja que el aire caiga fácilmente dentro y fuera de su boca. Mantente moviéndote más rápido de lo que puedes pensar, mientras respiras -no contengas la respiración.

-Cambia tu foco de atención reflexivamente. Esto involucra tu cerebro medio. Escucha un gran estruendo y responde con todo tu cuerpo animal. Imagina un movimiento inusual (como una serpiente en la hierba) y reacciona espontáneamente. Los reflejos del cerebro medio activan tus manos, pies, cabeza y cola – todo tu ser se vuelve hacia el estímulo (como un niño). El cerebro medio es tu cerebro reptiliano, no emocional, rápido y directo.

-Continúa con todo lo que has hecho hasta ahora (estás creando resistencia) y añade la conexión emocional con lo que percibes. Éste es el cerebro límbico trabajando, que evolucionó con los mamíferos. Tómate el tiempo para involucrar la memoria, asociación, y tu imaginación. Todo lo que ves a tu alrededor es reconocible porque lo has experimentado antes. Es un paisaje relatado.

-Ahora Involucra la corteza cerebral. Continúa moviéndote y toma decisiones acerca de lo que estás haciendo. Reflexiona y toma decisiones, mientras te percibes tu apetito por el movimiento o la quietud.

-Entonces simplemente danza, disfrutando de la facilidad y el sustento en el sistema nervioso central.

Sistema Nervioso Autónomo

-Continúa explorarando a través del movimiento. A veces necesitamos fuego para activar nuestras vidas. Enciende el fósforo y añade un borde dinámico a su fisicalidad involucrando al sistema nervioso simpático. Añade un poco más de adrenalina, alimentando su rango.

-Muévete más ampliamente, o más rápido de lo normal. Imagina que llegas tarde a una cita, o haciendo una presentación en un gran teatro y necesitas comunicarte con la fila de atrás. ¿Cuánta energía puedes añadir sin perder el equilibrio?

-Continúa moviéndote, pero baja la velocidad, así no te agotas. Haz una transición hacia el sistema nervioso parasimpático. Deje que tu movimiento se vuelva integrador, digestivo,

y sin esfuerzo, así como altamente específico. Imagina un lugar seguro favorito que inspire tu forma más relajada de ser y de moverte.

Sistema Nervioso Entérico

-Muévase con su cerebro visceral, el sistema nervioso entérico. El cerebro visceral recorre el tracto digestivo y tiene más nervios que tu médula espinal. Es la parte más antigua de su sistema nervioso.

-Deja que la superficie frontal de tu vientre esté abierta y sensitiva, recogiendo señales inconscientes desde el medio ambiente y de otras personas. Siente esta parte orgánica visceral de ti mismo. El sistema nervioso entérico puede anular tu corteza cerebral. Sigue el cuerpo visceral mientras te dirige en el espacio.

-Ahora, imagina un grupo de cuatro personas. Haz un sándwich con todas las capas:

-Sé la persona A, el cerebro y la médula espinal – dirigiendo el espectáculo. Éste es el sistema nervioso central – la parte que piensa que esta a cargo, habla, escoge, y recuerda.

-Agrega la persona B al frente: tú eres los huesos, la conexión a tierra y el soporte.

-Agrega la persona C como la capa delantera: tú eres el sistema nervioso autónomo. Elije corporeizar la activación simpática (mucha cafeína), o la integración parasimpática (listo para una siesta). Un estado de equilibrio entre los dos es un estado vigilante.

-La Capa frontal es el sistema nervioso entérico – el cerebro en las vísceras, que es en gran parte inconsciente (cierra tus ojos). Pero recuerda que puedes anular la corteza cerebral.

-Antes de moverte: la persona A junta las manos con las caderas de la persona B para guiar. La persona B – los huesos-envuelve los brazos alrededor de las dos primeras personas (como costillas) para mantener a todos juntos.

-Ahora, da un paseo por el espacio como si fueras un cuerpo. Deja que cada capa tenga una voz. El sistema nervioso central orquesta y da órdenes, los huesos sostienen, el sistema nervioso autónomo establece el tono y el entérico recoge señales inconscientes.

– !Imagine que está caminando al centro de la ciudad! Si estáis trabajando como un grupo, intercambiad roles cuatro veces para corporeizar todas las capas.

-Danza tu propia danza. Involucra la diversidad interior. Es a la vez complejo y gracioso ser humano.

Aprendemos las partes para poder saber lo suficiente, sentir lo suficiente, para ser lo suficientemente valiente, ser lo suficientemente feroz, ser lo suficientemente libre, ser lo suficientemente fluido, para cuidar.

7

Abrazando el Misterio

Si vamos a animarnos a nosotros mismos y a otros a sentir profundamente en relación a la gente y al lugar, necesitamos formas practicadas para la expresión creativa – para evitar la depresión, la represión y la agresión. ¿Cómo afrontamos el reto y cultivamos la creatividad en nuestras vidas y trabajo?

Ve o imagina una puerta. Mientras caminas hacia el umbral, percibe como te aproximas, el pasar a través de él y las secuelas:

Comienza caminando: Eres simplemente un ser humano caminando. Camina tu propio caminar.

-¿Cuál es el umbral entre caminar y moverse? ¿Dónde en tu cuerpo aterriza la palabra “movimiento”? Sé valiente. Eres un ser humano, moviente. ¿Cambia esta palabra tus opciones?

-¿Cuál Es el umbral entre moverse y danzar? Cualquier estilo, tradición cultural o movimiento personal está incluido. Tu cuerpo sabe acerca de danzar; es tu derecho de nacimiento.

-¿Cuál es el umbral entre la danza y la danza estridente? Explora todo lo que eso signifique para ti.

-¿Cuál Es el umbral entre la danza estridente y performática? Podrías estar dando una charla frente a un grupo, enfrascado en una conversación desafiante, o estrenando una nueva danza frente de cientos de personas. ¿Cuál es tu experiencia corporeizada de la performance?

-¿Cuál es el umbral entre la performance y la meditación? Busca un punto intermedio. Ahora estás meditando mientras te mueves, todo el cuerpo moviéndose.

-¿Cuál Es el umbral entre la meditación y el caminar?

Explorando esa secuencia de nuevo, sigue caminando a través del espacio. Cultiva la brecha entre saber y no saber, el eco tono de incertidumbre que permite una respuesta creativa:

-¿Cuál Es el umbral entre caminar y moverse? -Entre estar en movimiento y danzando?

-Entre danzar y danzar estridentemente?

-Danzar estridentemente y la performance?

-Entre la performance y la meditación?

-Meditar y ser?

-Danza tu propia danza. Explora cualquier umbral que capture tu

imaginación. Los umbrales nos regresan en un circulo completo al proceso de llegada – practicando la presencia.

A veces no tenemos las palabras, pero sabemos por experiencia que las cualidades evocadoras de la música y la danza nos enlazan a esferas más grandes, como el bosque de algas gigantes ondulando silenciosamente apenas debajo de la superficie del océano.

Los seres humanos no crean movimiento, participan en un universo moviente. La gente es también naturaleza, no separada sino lo mismo.

Vídeo: Día Seis, Equilibrio del Sistema Nervioso

Traducción original en Español por Miguel Castillo (Venezuela); traducción actualizada por Mario Blanco (España).