Body Earth, Día 2: Refrescando la fluidez

Los seres humanos son, sobre todo, agua, reflejando nuestra herencia oceánico. ¿Cómo cultivamos sensibilidad y resonancia, en lugar de rigidez?


Tendido cómodamente en el suelo, con ojos cerrados:

-Conecta con el teatro de tu imaginación. Visualiza tu cuerpo como un globo de agua gigante.


-Comienza a rodar el globo vertiendo su contenido líquido. Disuelve tus articulaciones óseas y lugares estrechos. A veces ayuda moverse lentamente, sintiendo la continuidad de todos los tejidos.


-Ahora imagina ser movido por un contexto fluido, una ola del océano o la corriente del río moviendo el volumen de tu cuerpo desde fuera – impulsando, haciendo rolar tu piel a través del espacio.


-Ahora muévete desde la misma piel – la membrana mutable. Cambia la forma de tu cuerpo a través del contenedor de la piel.


-Explora el cuerpo fluido por tu cuenta: desde la piel hasta lo profundo de adentro y desde la piel hacia lo profundo de afuera. ¿Qué es lo próximo que tu cuerpo soñará?


-Haz una pausa, notando toda la fluidez que está pasando en lo que llamamos quietud.


Rolando los 3 pesos del cuerpo.

-Comenzando con la cabeza, empieza a rolar el globo de tu cráneo. Nota que tienes que mover todo tu cuerpo para tocar todas las superficies.


-Rola la cesta de tus costillas. Hay más de 200 articulaciones en tus resilentes costillas; déjalas tocar y ser tocadas por el suelo.


-Rola la taza de tu pelvis. Siente su redondez. Explora la circunferencia de su taza pélvica, recibiendo la impresión de la tierra.

– Ahora, rola los pesos de los tres cuerpo juntos. Explora un rolar completo, como un niño rodando por una colina – moviendo el cuerpo como un todo alrededor de un eje.


-Descansa.


-Comenzando a rolar en la cabeza, permite una espiral secuencial a través de la columna vertebral.

-Iniciando con tu Coxis, nota como se invierte la espiral. ¿Cómo cambia esto tu experiencia?

-Haz una pausa, volviendo a la conciencia omnidireccional del cuerpo líquido.

-Cuando estés listo, con los ojos cerrados, rola tu cuerpo a una posición sentada. Vierte la pelvis primero, luego las costillas y la cabeza es la última. ¿Puedes mantener fluidez en verticalidad?


-Lentamente abre los ojos. Mira o imagina a alguien sentado frente a ti. Mantiene el mar interior de tu cuerpo fluido a medida que agregas la visión y relación con otro.

-Baila tu propia danza. La fluidez es la base de todos los estilos de movimiento. Cualquier alcanzar en el espacio es un estiramiento, conectando de forma fluida a través de la fascia a todo tu cuerpo. Si mueves una parte, responde otra. Fluye a través de la trama de tu estructura.

Cada calidad encontrada bajo el agua se encuentra en nosotros. Nuestros cuerpos recuerdan.

Video: Día 2, Refrescando la fluidez

Traducción original en Español por Miguel Castillo (Venezuela); traducción actualizada por Mario Blanco (España).

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s