Por qué sostenerse de pie?

Why Standing - 1

“Yo pienso que estamos condenados a observar lo que hacemos. Y lo estamos menos (condenados) si podemos observar lo suficiente para ser capaces de extraer material interesante de ello. Por lo tanto, sosteneos de pie.” (S. P. Transcripción directa) Foto de Steve Paxton durante la primera lectura en el Breitenbush Jam, Oregon, 2014. photo © Michal Lahav

 

Por qué sostenerse de pie?

Steve Paxton sobre cómo el sostenerse de pie se relaciona con el miedo escénico y el entrenamiento en contacto improvisación

editado por Karen Nelson

Steve habló en dos tardes diferentes durante el Breiteush Jam de siete días en marzo de 2014 en Oregón. Para acomodar a los recién llegados, la segunda charla se convirtió en un evento de múltiples capas, con Steve interrumpiendo una grabación de su primera charla para hacer comentarios. La charla uno aparecen justificada a la izquierda y las capas adicionales de la charla dos aparecen justificadas a la derecha en color azul claro.

Hubo un tiempo que el contacto improvisación ni siquiera era realmente imaginable.

Quizás una razón por la que el contacto improvisación no era imaginable es porque es difícil imaginar lo que una improvisación podría ser antes de que lo haces.

Y había un número de cosas que debían ser aprendidas antes de saber lo que eso era. Era necesaria la habilidad para caer y buenos reflejos. Yo reconocía que el cuerpo iba a ser retorcido en el espacio de varias formas, quizás bastante rápido. Yo había hecho Aikido, así que tenía un montón de información sobre caer y rolar, que yo enseñaba. También sobre reflejos y cómo pueden ser entrenados, la idea de que un reflejo es tan habitual como otras cosas, y de que puedes encontrar una manera de torcerlos hacia las necesidades que tienes.

Lo había pasado con algunos de mis amigos improvisadores. Podía sentir los a través de la piel, Esto es algo que yo no hago en mi vida.

Sentía que los ejercicios, de alguna manera, tenían que presentar a los estudiantes la forma final que tendríamos antes de saber lo que la forma era. El ejercicio de danzar cabeza-con-cabeza es una especie de versión conceptual de ello. Tú te mantienes ahí hasta que sientes la pequeña danza de la otra persona. Tú estás intentando entrenar con sus reflejos.

Tom Giebink: Hablaste de la tercera cosa…
Steve: Si estáis siguiendo la pequeña danza uno del otro, la tercera cosa surgirá.

Why Standing 2

Steve pide a Lisa Wells que describa su experiencia al sostenerse de pie, mientras el grupo se sostiene también, observando la suya. photo © Linda Hunnicutt

Yo era un bailarín de performance, entonces nunca se me ocurrió que no haríamos performances, y eso levantó la idea del miedo escénico. Puedes tener un grupo de gente que danzando juntos son dinamita y los pones en un escenario en frente de una audiencia y todo se derrumba. Todo lo que los hace excelentes para ser observados se vuelve monótono y auto-consciente. Ellos lo intentan demasiado; hacen cosas predecibles. En otras palabras, la improvisación lentamente, pero de forma segura, se convierte en una especie de hacer creer una improvisación. Yo sentí que una cosa que posiblemente podía salir mal sería si algo se vuelve inseguro por como ellos cambiaban frente a una audiencia.

La peor forma de miedo escénico es una especie de parálisis. Si ellos fueran a hacer una performance, ¿como podrían prepararse? Y si esta forma se volviera tan activa como parecía posible que se iba a volver, los reflejos debían estar ahí para lidiar con el retorcer y el girar en el espacio. Por lo tanto, sostenerse de pie parecía ser la respuesta.

Sostenerse de pie porque está en el extremo opuesto de la alta actividad; es único en vez de dueto; es una cosa increíblemente humana para hacer. Es uno de nuestros eventos arquetípicos básicos. Sostenerse de pie porque es una chance de observar sistemas en el cuerpo.

¿Esto tiene sentido? En aquellos días, nadie había resultado lastimado, en lo más mínimo, por el contacto improvisación, y yo estaba realmente preocupados sobre cuánto podíamos confiar en nosotros mismos. En la cena, Linda (Hunnicutt) mencionó algo sobre la prensa y el depredador. Eso me impactó como una cosa increíble para decir sobre la performance porque los depredadores observan fijamente a su presa. La mirada del leopardo al antílope es una fijación increíble, o la del gato al ratón. Y la mirada de la audiencia al bailarín es también una situación similar. Pienso que es realmente importante para el bailarín no actuar como presa cuando desarrolla una performance, porque creo que traerá al depredador en el ser humano.

La cuestión sobre la falsificación cuando haces una performance me chocó como un peligro potencial – esforzarse por el efecto, no fluir en la forma en que lo haces al entrar en calor, cuando realmente vas por la sensación. Tú ni siquiera consideras si alguien está mirando, o no lo que es un cambio químico cuando vas a un escenario. No puedes evitarlo y por eso pienso que debe ser reconocido. Si llamo a esto una performance en vez de una charla, pienso que podría cambiarse mi estado.

 

Lo que está pasando en el sostenerse de pie es que estas observando los reflejos que te mantienen erguido. El sostenerse se entiende para ser hecho en una forma muy relajada, con las rodillas un poco flexionadas. No está sosteniendo tenso en ningún lugar. Dejando la gravedad llevar las extremidades hacia abajo, tú estás dejando la columna alzarse en contra de la gravedad. Y entonces tú sólo estás colgando ahí y comienzas a sentir el evento que es sostenerse de pie, que está evitando que caigas.

Y parece estar sucediendo a un buen ritmo. La velocidad del pensamiento del cuerpo y en el cuerpo podría ser entrenada hasta esa velocidad, que esa velocidad del cuerpo sosteniéndose a sí mismo. Como uno de los eventos más rápidos que podemos observar en nosotros mismos, no es muy rápido. En términos de nuestro “realizar movimiento”, hay eventos sucediendo a lo largo de unos pocos milisegundos, tan increíblemente rápido que miles de ellas pueden suceder antes de que consigamos hacer el movimiento. Pero eso no es algo a lo que la conciencia puede realmente encontrar acceso.

El ping-pong es un buen ejemplo. En tanto que la habilidad se incrementa, se convierte en ese juego muy rápido, lleno de habilidad, en el que cada detalle de la paleta y de su movimiento es crítico. Tú te has entrenado en el potencial y las físicas de la situación de forma tal que todo puede suceder a una velocidad cegadora. En el sostenerse de pie, tú estás ahí, y que tan rápido tu mente pueda ir es lo que tú percibirás de ti mismo estando de pie, de tus reflejos.

Tu mente comienza a aprehender aspectos más y más veloces de ello, porque hay un montón de sensaciones a una muy alta velocidad para sostenerte de pie. Hay un montón de mínimas pequeñas correcciones para que no pierdas el equilibrio. Comienzas a aprehender las sutilezas y te vuelves más capaz de matizar y te vuelves más rápido para percibir y comprender lo que está sucediendo.

Mirando algo tan rápido y al mismo tiempo tan seguro, entrenando tu cerebro para buscar ese nivel de tu movimiento. Los grandes movimientos del contacto son bastante más lentos que los movimientos del sostenerse de pie.

 

Lo que tenemos son los sentidos y el material de la realidad ordinaria respiración, el latido del corazón y el pulso. El estar de pie, tenemos los reflejos como eventos fáciles de observar que la conciencia no está causando y puede tomar un momento preguntarse sobre ellos.

El sostenerse de pie está sucediendo en todo el cuerpo, por lo tanto tienes un evento de cuerpo completo que estás observando, y una que tu no estás buscando; simplemente está sucediendo. Tienes una cosa en la que enfocar la mente.

Why Standing - 3

“Lo realmente peligroso es si te vuelves autoconsciente en medio de un movimiento en el que tu seguridad depende de tus reflejos y de los reflejos de tu compañero.” [S.P. Transcripción sin editar] Foto de Mark Young y Dorothee Daester en el Breitenbush Jam, Oregon. photo © Michal Lahav.

Vi alguna danza esta mañana que fue realmente más compleja que cualquier cosa que podía haber imaginado en el 72.
Estaba viendo momentos que se veían como si no fuera posible que los sentidos estuvieron a cargo de lo que estaba sucediendo, y la conciencia no parecía estar a cargo. Es muy sorprendente. No es sorprendente cuando veo un trabajo como ese comprender que en su forma viral se ha como esparcido por todo el mundo.

Alito Alessi: Dorothee [Daester] and Mark [Young] ayer se pusieron a bailar tan rápido que ella despegó como un helicóptero de sus hombros. Y eso sumergió debajo de ella, para salvarla de chocar en el suelo.

Steve: Ahhh, deseo haber visto eso. Estabas consciente?

Dorothee: Recuerdo que estaba consciente de que íbamos como a velocidad normal pero entonces simplemente se volvió más rápido, y fue como, bueno vamos, entonces se volvió rápido y entonces yo fui al suelo.

Mark: Yo estaba consciente de estar perdiendo el control cuando ella se fue, pero entonces qué hacer, como hacer más lenta la caída… pero ninguno de los dos recibió un moretón

Steve: Tom habló sobre inclinarse hacia la caída en el esquí, y hacia la rolada del Aikido, donde te arqueas hacia la gravedad; si puedes estar junto con la energía mientras se desenvuelve en lo que sea que suceda entre vosotros dos, entonces cosas increíbles suceden. No recibes un moretón.

Tom: Fue realmente extraordinariamente bello de ver, desde donde yo lo vi.

Dorothee: Sí, yo nunca sentí estar fuera de control o insegura. Yo no estaba consciente de la caída al suelo.

Steve: Bueno, gracias por sobrevivir.

Why Standing - 4

“Espero que en las conversaciones todos vosotros compartáis cuál es vuestra visión como todo funciona; ayuda y reformar la continua danza que hacemos.” [S.P. TRanscripción directa] Foto de Steve y el grupo durante la primera charla. photo © Linda Hunnicutt

Pienso que si algo de eso se perdería, sería el sostenerse. La búsqueda de la más pequeña unidad de tiempo que la conciencia puede seguir se detendría. En la forma del dueto, cuando sintonizas con el otro, no con la ambición de que la danza comience sino realmente tomándose un momento sólo para conectar – 20 minutos siempre me ha parecido una cantidad de tiempo decente – ahí podría haber una danza de tal ligereza como plumas y tal absoluta seguridad, absolutamente hermosa.

En todo caso, eso es el por qué del sostenerse – por el quedarse, cabalgando esos pequeñísimos momentos. Y yo no sé si eso funciona o no. Quiero decir yo no estoy diciendo que esto es una relación uno a uno con Dorothee y Mark sobreviviendo a lo que sucedió. Pero para eso estaba destinado. Eso es lo que esperaba que hubiera sucedido. Es casi como, para qué meditamos? No hay tanto para hacer, cómo nos atrevemos tomar el tiempo para simplemente sentarnos. Es sobre los extremos de la experiencia.

El creador del Contacto Improvisación Steve Paxton comenzó a frecuentar el pionero
Breitenbush Jam en Oregon como un participante durante mitad de los ´80s.
Invitado en numerosas ocasiones durante las décadas por los cofundadores del Jam Alito Alessi
y Karen Nelson para enseñar un poco, a menudo aceptó.
Los siempre inventivos resultados, documentados en CQ, han influenciado el tono
de práctica profunda del Jam así como los dedicados participantes y el extraordinario foco del Jam que
la compañía de Alessi and Sara Zolbrod, Joint Forces Dance Company
administren mientras producen el evento [K.N.]

Ayuda en la transcripción en la prueba de lectura por Abbi Jaffe y Sara Zolbrod; grabación por Tom Giebink.

Artículo Original: Revista Contact Quarterly. Invierno/Primavera 2015
Edición Online: contactquarterly.com/cq/article-gallery/view/CQ-40-1-Paxtoncompressed.pdf

Traducción al Español: Mario Blanco.

Advertisements